Skip to main content

Casi siempre, el primer auto que compramos en nuestra vida es uno usado, que tiene un menor valor que su equivalente en nuevo. El mercado de autos usados normalmente duplica, y hasta triplica al mercado de autos nuevos, debido a que cuando se vende un auto nuevo, su propietario vende el que tenía, que es comprado por otro que también vendió el suyo.

A diferencia de un auto nuevo que no ha tenido uso y viene cubierto por una garantía, el auto usado tiene un pasado, que puede haber sido bueno, regular o malo, dependiendo del trato y mantenimiento que le ha dado su propietario. Si bien un ojo entendido puede descubrir la real situación del vehículo, a una persona sin experiencia, un buen maquillaje automotriz puede ocultarle el mal estado del mismo.

El pasado del auto también se refleja en su situación legal. Al momento de comprarlo, podemos también estar comprando papeletas no pagadas, órdenes de captura, embargos, impuesto de propiedad vehicular no pagado y hasta que quien lo vende no sea su propietario.

Edwin Derteano explica con todo detalle los aspectos legales que debes tomar en cuenta antes de realizar tu compra.

Aspectos Legales

Hay que recabar los siguientes gravámenes:

El de Registros Públicos, donde figura quien es el propietario y si el vehículo tiene algún embargo o ha sido prendado por un crédito aún no pagado.

El SAT, que lo expiden las municipalidades y en él figura si es que el vehículo debe papeletas o el impuesto al patrimonio vehicular, que se paga durante los primeros tres años de la compra como nuevo.

Finalmente, el Gravamen Policial, en el que figura si es que el vehículo tiene alguna requisitoria por alguna falta grave como choque, fuga, atropello, etc.

Aspectos Técnicos

Resuelto el tema legal, antes de comprar el carro, someterlo en un taller de confianza o por algún amigo experimentado a una inspección integral, que permita un panorama del estado del vehículo. A veces, los mecánicos solo se centran en revisar el motor y no ven picaduras en la parte baja ni rajaduras de vidrio, ni tampoco detectan que el vehículo pudo tener una volcadura o un siniestro de carrocería grave mal reparado.

El experto, Edwin Derteano, nos explica cuáles son las revisiones físicas y los aspectos a tener en cuenta al momento de hacer la prueba física de tu nuevo auto.

Uno de los riesgos en la adquisición de un auto usado, es la adulteración del kilometraje que figura en el odómetro, a mayor recorrido, mayor desgaste y menor valor residual. Es por ello, que resulta atractivo para comerciantes inescrupulosos, reducir el kilometraje para hacer el vehículo más atractivo. El comprador cree estar comprando un carro con 30,000km, cuando en realidad este puede haber tenido más de 150,000km. De ser así, el vehículo comenzará a demandar reparaciones imprevistas al poco tiempo de adquirido.

Estos dos factores nos llevan a pensar, que tan importante como el estado del vehículo es la solvencia moral o tranquilidad que pueda dar quien lo vende. No es lo mismo comprar el vehículo a una persona conocida o también a una empresa de prestigio, que hacerlo con un desconocido en venta callejera, que generalmente trata de maquillar el auto para que aparente un estado superior al que tiene. Algunos instalan llantas nuevas y un buen radio para que el comprador centre su atención en ellos.

Conoce las recomendaciones que Edwin Derteano ofrece para llegar a un precio justo y lograr que tu compra sea un éxito para ti y para tu bolsillo.

Leave a Reply

¡Vende tu auto! Cotiza su valor AQUÍ